El 7 de mayo de 1824 se estrenó en el Teatro Imperial de Viena la Novena Sinfonía de Ludwig van Beethoven, conocida como “Coral”, por ser la primera vez en la Historia de la Música, en la que se introducía el canto coral en una forma musical concebida, inicialmente, para orquesta sinfónica. El fragmento más conocido de la misma es el del “Himno a la alegría” convertido en símbolo de libertad y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2001.

Los alumnos de 1º de ESO hemos practicado una versión de esta partitura con flauta dulce, carrillones y piano. Posteriormente la tocamos en conjunto instrumental por videoconferencia. La experiencia ha sido nueva y enriquecedora. Enhorabuena a todos por el estudio y la interpretación musical.