Han sido unos días muy bonitos de convivencia. Ya en el autobús empezaron las canciones con María Gracia al frente y secundadas por los demás. En el Monasterio de Poblet, Silvia hizo gala de su sensibilidad artística y de su cariño por los animales. En la visita al acueducto romano del Puente del Diablo tuvimos deporte de aventura y casi perdemos a la gente por el monte en la oscuridad. Pero con una experta en orientación como María Bermejo todo salió bien.
También el barco fue una bonita experiencia con su tono romántico por parte de Martín. Tuvimos también un bautismo de mar alguien que no había pisado nunca un barco.
Varios se pusieron al timón para guiar nuestra excursión por el puerto llevarnos hacia Port Aventura. Ya por la noche visitando la cantera del Médol, Eva fue una experta guía que encontró el camino en una difícil encrucijada de caminos. Hicimos barras en la playa y si no que se lo pregunten a Sofía, que por cierto consiguió atravesar el acueducto romano sin pisar el suelo y mojarse las zapatillas. Tras una preciosa excursión al castillo de Tamarit algunos y algunas valientes se bañaron. Estaba a la cabeza Héctor Visús. Alba y Carolina nos deleitaron con sus piruetas en la arena. Muchos practicaron saltos en la cama elástica.
Pero lo mejor de todo fue el compañerismo entre todos y las continuas sonrisas y detalles de servicio entre todos.
Y con un maravilloso tiempo salió una magnífica excursión.
Muchas gracias a esos padres que colaborasteis desde lejos con unas maravillosas croquetas o un magnífico bizcocho o unos buenísimos lazos a que todo saliera tan bien. También gracias al AMPA por su colaboración logística. Y felicidades a nuestra invitada especial Sara.

Las fotos en este enlace

Tarragona